domingo, 6 de septiembre de 2009

Jugar a ser pequeña

Cuando era pequeñita creia en los Dioses del Olimpo. Se que suena idiota, pero entendedme, mi madre es profesora de cultura clasica y yo practicamente vivía entre el Museo Arqueologico y el del Prado. Atenea siempre fue mi Diosa favorita. Era tan inteligente... Pero lo mejor de todo era pensar que de verdad existian. Cuando viajé por las Islas Griegas fue impresionante. Olimpia me fascinó y no podía entender como hay gente que lo considera "un montón de ruinas inutiles". La pelicula de Hercules ayudó mucho más a que mi fé en ellos aumentara. Gracioso, ¿verdad? Aun sigo pensando que los Dioses del Olimpo existen. Es más, ayer mismo, cuando iba de viaje empecé a mirar las nubes. Vi a un principe inclinandose sobre una princesa para despertarla del más profundo sueño con un beso de amor. Vi un centauro enorme al lado de una serpiente. ¡Oh! También vi una niña montada en bicicleta. Pero lo que más me llamó la atención fue una linea de nubes apaisadas. Eran de color rosa por la luz que proyectaba el sol mientras se escondia. Cuando viajaba de pequeña y veía unas nubes de ese tipo decia "¡Mira Mamá! ¡Ahí están los Dioses!" Ahora entiendo porque mi madre sonreia y me acariciaba la cabeza asintiendo. Pero aun así, de vez en cuando, es divertido jugar a ser pequeña.

2 comentarios:

Pescador de Ballenas dijo...

Esa fotografía es de Olimpia, ¿verdad? Estuve allí hace unos meses.
Los dioses del Olimpo tambien ilustraron mi infancia, para nada una idiotez, y ahora en clase de griego nada me gusta más que traducir textos sobre mitología.
Un saludo y un canto de ballena. =)

Ninfa Poética dijo...

Afrodita siempre fue mi diosa favorita.
Y siempre preferí a los griegos antes que a los romanos.
Grecia está en mi lista de países pendientes que visitar. Aunque Italia también.

Publicar un comentario

¿Tienes algo nuevo que contarle a la Chica Cotilleo?