jueves, 10 de marzo de 2011

Las amarguras no son amargas.

En el Bulevar de los Sueños Rotos, vive una dama de poncho rojo, pelo de plata y carne morena. Siente la luna sentada en su balcón los días de diario, sabiendo que no va a poder dormir y sonríe porque, en ese mismo instante, están mirando la misma estrella. Su joven piel brilla levemente y cuando alguno pasa bajo la ventana intentando llamar su atención, no consiguen ni una mísera mirada de reojo. Para ella, los lunes son de fiesta y los sábados de luto. Podría decirse que lo único que consigue que los domingos no la hagan fallecer de puro tedio es poder recordar sus gestos al cerrar fuertemente los ojos.

Se levanta de su silla y vuelve a intentar descansar sobre la cama, junto a los besos que él se ha llevado a la mitad.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Te deseo. Definitivamente te necesito.

Gossip Girl dijo...

Qué bien. Pero no creo que a mi novio le haga tanta gracia. xD

La compradora de sonrisas dijo...

Me encanta la última frase, aunque no he podido evitar leerlo con la melodía de Por el boulevard de los sueños rotos, de Sabina xD
Pd: vaya con el anónimo jaja

Ninfa Poética dijo...

Ceeee tiene un admirador secreeetooooo!! xP

Publicar un comentario

¿Tienes algo nuevo que contarle a la Chica Cotilleo?