miércoles, 25 de mayo de 2011

Don't stop me now.

No es que saliera de casa de mal humor. Simplemente, de humor. Iba peleandose con el papel de un Chupa-Chups de cereza y vainilla. Primero intentó romperlo con los dedos y como no consiguió nada, empezó a morderlo con los dientes. Dandose por vencida lo guardó en un bolsillo y sacó una bolsa de plastico trasparente con un regaliz rosa. Lo mordía sin prestarle demasiada atención. Aunque su destino estaba a tan solo dos canciones, sabía que iba a llegar tarde. Pasó al lado de una pasteleria. Olía como cuando iba a comprar el pan con su abuela, de pequeña. Como las tostadas de por la mañana. Como hacer el amor en su cama. Como las pajaritas de papel con frases bonitas bajo las alas. Terminó el regaliz y volvió a empezar su lucha con el envoltorio del Chupa-Chups. A la tercera fue la vencida y lo abrió del todo. Se lo metió en la boca, dio al play en su ipod y terminó de recorrer lo que le quedaba de camino.

1 comentarios:

Human dijo...

Qué raro leerte de nuevo, chica desaparecida.
Menos pelear con el papel del Chupa-chups y más disfrutar de esas pequeñas cosas, el olor a recuerdo :)

Publicar un comentario

¿Tienes algo nuevo que contarle a la Chica Cotilleo?