viernes, 15 de abril de 2011

Nice dream

Todo empezó esa tarde de invierno, después de ir al teatro. Recorrimos la Gran Via deprisa. Me agarrabas de la cintura, porque llevaba unas botas poco apropiadas para la lluvia que estaba callendo y me resbalaba a cada paso. Ibamos hablando sobre "qué eramos". Te comias demasiado la cabeza. Aún así, después de mucho insistir, consegui poder besarte esa noche, despues de cenar. Delante de todos. Y me sentí genial porque fue como si fueras mio.
Luego vino el día en tu casa. Y el texto que te escribí. Que te emocionó, pero aún así me dijiste que no, que no podias estar conmigo. Casi cuatro meses despues leo el primer borrador que escribiste para contestar. Definitivamente, creo que nunca me habian dicho cosas tan bonitas. Por una parte es deprimente. Por otra, joder, demuestra lo mucho que me querias (y me quieres). ¡Lo más gracioso es que lo decías! Al final de la carta pone: "¡Te quiero!". No se como habría reaccionado. ¡Esque no me dices que no, pedazo de bruto! Te recreas en lo bonita que es mi sonrisa, lo mucho que te gusta abrazarme y besarme y como adoras mirarme a los ojos. ¡¡Pero no me das un no en ningun momento!!
Gracias a dios, no me lo enseñaste. Habria sido incluso más insistente. Ahora ya en realidad da igual.

Estoy cansada, asique me voy a ir a dormir. Tengo un pequeño gatito encima de mi cama y me acompañará toda la noche, para que me acuerde de ti.



Te quiero (mucho más que mucho).

2 comentarios:

Human dijo...

Esas tildes... xD
Pero se te perdona, porque, una vez más, me dejas boquiabierta. ¿Cómo puedes escribir cosas TAN bonitas?

Cellophane dijo...

Soy mar te sigo, los colores de tu blog me enervan xD

bonita sonrisa y bonita entrada :)

Publicar un comentario

¿Tienes algo nuevo que contarle a la Chica Cotilleo?